jueves, 17 de diciembre de 2015

Niña sobre el pasto del jardín de adelante

Escupo, sobre tus muslos, me excita verte sufrir conmigo, escuchas el eco de mi risa, diabólica creación humana, exorcismo malévolo, masoquismo, tus blancas, blandas y escurridizos muslos se atreven a tocarme. Te rozo con mis dedos, hasta llegar a tu rostro, vago sin sentimiento, oscuro y caótico, caos en tu mirada y yo me aprovecho de tu débil fuerza para defenderte. Juro que jamás he visto cosa alguna, tan parecida a una venta de cuerpos desnudos. Solo te compro como cada noche, en esa habitación de hotel...me gusta enajenar mis sentimientos, son solo tuyos y esta...no recuerdo si fue mi maldad, o la ego sintonía en mi absurda mente desdoblada, fantasmagórica presencia mía, mi oscura mente, llena de vicios, te sigo deseando, como la primera vez que te vi desnudarte, como la primera vez que mi mente, absurdo de la naturaleza, mente despiadada y degenerada, atrevida... manipulo tus acciones...¿Ves este cuchillo? Mira su filo, frío en la noche. Corto, despedazo las carnes para el almuerzo en mi mediodía de relación carnal. Otra vez estás acá y yo para degradarte como persona, sos un pedazo de carne en mi plato, ahora solo producto de una violación. Me dicen depravado, me dicen enfermo. Hoy mato por excitación, por sometimiento, por ganas de verte sufrir bajo el cuchillo y mis miembros sexualmente híbridos de nacer deformes y sin vida. Erecto, vuelve y vuelve, el cuchillo, para matarte, mi mano para tapar tu boca, mis piernas para aferrarte a mi, mi boca para lamer tu sangre, poco de tu menstruación alcancé a ver. Ahora, sos menor de edad, vos no entendés ahora, para cuando crezcas vas a disfrutar, que te toque y te diga ''Qué hacés hermosa'' con un tono distinto al de siempre, un poco masturbado, un poco asesino. Para cuando crezcas y te guste, acércate y abrí la boca, ponete de rodillas esta noche sos mía, cuídate de tus padres que lo que ves es un sueño, ahora que sabes que te voy a violar, como la última vez, abrí tus piernas, vamos a pasar la noche juntos, en esta habitación vos, tus muslos y yo. Yo te voy a hacer sentir el placer...solo abre la boca, no te haré daño, mas te aseguro que vos lo quisiste así, provocando, provocándome con esa faldita y medias finas. Te vestiste como quisiste, sí y ahora te ha llegado el fin. Un solo final. El roce de tus caderas, mis manos tocándote, y yo aquí esperando cordura. Más no grites si te gusta lo que hago con vos, nadie va a saber de vos, nadie. Nadie te va a ir a buscar, quédate tranquila, estoy acá, tu cuerpo, el mío, nosotros gozando, y vos...calladita, no te quejes después si apareces muerta por ahí, tal vez me aproveche de vos esta noche, tal vez pruebes mi cuchillo, y me encontrarán, me encotrarás, solo para seguir violando...esta mente y alma de violador, perturbado. Me vendrán a buscar, ya estarás muerta, lo prometo y a vos te prometo que no salís de esta, mi mente y yo, vos en en este encuentro absoluto, en este lugar, que siempre vas a recordar, impaciente vas a querer correr para que yo te atrape, te encuentre. Y yo ya no seré nadie. Nada. En serio que cuando salga de esta celda, vengaré mis sentencia, iré a buscarte, solo para pasar otra noche de sexo desenfrenado. No sé, tal vez me conozcas, yo, tu padre, te haré feliz, embarazada y feliz, nuestro hijo y tu hermano...el Edipo con tu madre. A no preocuparse, que solo una alma violada entiende qué es una violación, no te preocupes, yo entiendo esas y estas cosas, yo te hice, con tu madre, y ahora te harás de hijos, como yo me hice de otras vidas, un violador, consecuencia del hombre de la casa, de la sociedad que me dijo ''hacelo'', y de haber debutado con putas toda mi adolescencia. Pagarán, pagarás el precio de vivir en trauma, el peso de ser un violador.
- Papá ¿Cuándo me pasas a buscar? Ya es tarde ¡y se fueron todos!
-Ya voy hija, estoy llegando, ya voy, ya voy, no tardo en llegar.
- ¿Ya estás en la puerta papá?
-Sí, llegué. Subí hija que no muerdo.
- Bueno, que sea rápido que tengo gimnasia en un rato...
  (Silencio)
-No te preocupes que es temprano, hoy no vamos a casa te llevo a la casa de mamá...
-Bueno, rápido, dale.
-¿Te parece si estaciono en ese callejón sin salida? Tengo que hacer las compras que tu madre me encomendó.
-Bueno papá...pero que sea rápido
- No te preocupes hija todo va a estar bien, no te preocupes...
FIN...fin?
(Silencio)
-Va a ser rápido, hija, no te preocupes, va a ser rápido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario