jueves, 17 de diciembre de 2015

Niña sobre el pasto del jardín de adelante

Escupo, sobre tus muslos, me excita verte sufrir conmigo, escuchas el eco de mi risa, diabólica creación humana, exorcismo malévolo, masoquismo, tus blancas, blandas y escurridizos muslos se atreven a tocarme. Te rozo con mis dedos, hasta llegar a tu rostro, vago sin sentimiento, oscuro y caótico, caos en tu mirada y yo me aprovecho de tu débil fuerza para defenderte. Juro que jamás he visto cosa alguna, tan parecida a una venta de cuerpos desnudos. Solo te compro como cada noche, en esa habitación de hotel...me gusta enajenar mis sentimientos, son solo tuyos y esta...no recuerdo si fue mi maldad, o la ego sintonía en mi absurda mente desdoblada, fantasmagórica presencia mía, mi oscura mente, llena de vicios, te sigo deseando, como la primera vez que te vi desnudarte, como la primera vez que mi mente, absurdo de la naturaleza, mente despiadada y degenerada, atrevida... manipulo tus acciones...¿Ves este cuchillo? Mira su filo, frío en la noche. Corto, despedazo las carnes para el almuerzo en mi mediodía de relación carnal. Otra vez estás acá y yo para degradarte como persona, sos un pedazo de carne en mi plato, ahora solo producto de una violación. Me dicen depravado, me dicen enfermo. Hoy mato por excitación, por sometimiento, por ganas de verte sufrir bajo el cuchillo y mis miembros sexualmente híbridos de nacer deformes y sin vida. Erecto, vuelve y vuelve, el cuchillo, para matarte, mi mano para tapar tu boca, mis piernas para aferrarte a mi, mi boca para lamer tu sangre, poco de tu menstruación alcancé a ver. Ahora, sos menor de edad, vos no entendés ahora, para cuando crezcas vas a disfrutar, que te toque y te diga ''Qué hacés hermosa'' con un tono distinto al de siempre, un poco masturbado, un poco asesino. Para cuando crezcas y te guste, acércate y abrí la boca, ponete de rodillas esta noche sos mía, cuídate de tus padres que lo que ves es un sueño, ahora que sabes que te voy a violar, como la última vez, abrí tus piernas, vamos a pasar la noche juntos, en esta habitación vos, tus muslos y yo. Yo te voy a hacer sentir el placer...solo abre la boca, no te haré daño, mas te aseguro que vos lo quisiste así, provocando, provocándome con esa faldita y medias finas. Te vestiste como quisiste, sí y ahora te ha llegado el fin. Un solo final. El roce de tus caderas, mis manos tocándote, y yo aquí esperando cordura. Más no grites si te gusta lo que hago con vos, nadie va a saber de vos, nadie. Nadie te va a ir a buscar, quédate tranquila, estoy acá, tu cuerpo, el mío, nosotros gozando, y vos...calladita, no te quejes después si apareces muerta por ahí, tal vez me aproveche de vos esta noche, tal vez pruebes mi cuchillo, y me encontrarán, me encotrarás, solo para seguir violando...esta mente y alma de violador, perturbado. Me vendrán a buscar, ya estarás muerta, lo prometo y a vos te prometo que no salís de esta, mi mente y yo, vos en en este encuentro absoluto, en este lugar, que siempre vas a recordar, impaciente vas a querer correr para que yo te atrape, te encuentre. Y yo ya no seré nadie. Nada. En serio que cuando salga de esta celda, vengaré mis sentencia, iré a buscarte, solo para pasar otra noche de sexo desenfrenado. No sé, tal vez me conozcas, yo, tu padre, te haré feliz, embarazada y feliz, nuestro hijo y tu hermano...el Edipo con tu madre. A no preocuparse, que solo una alma violada entiende qué es una violación, no te preocupes, yo entiendo esas y estas cosas, yo te hice, con tu madre, y ahora te harás de hijos, como yo me hice de otras vidas, un violador, consecuencia del hombre de la casa, de la sociedad que me dijo ''hacelo'', y de haber debutado con putas toda mi adolescencia. Pagarán, pagarás el precio de vivir en trauma, el peso de ser un violador.
- Papá ¿Cuándo me pasas a buscar? Ya es tarde ¡y se fueron todos!
-Ya voy hija, estoy llegando, ya voy, ya voy, no tardo en llegar.
- ¿Ya estás en la puerta papá?
-Sí, llegué. Subí hija que no muerdo.
- Bueno, que sea rápido que tengo gimnasia en un rato...
  (Silencio)
-No te preocupes que es temprano, hoy no vamos a casa te llevo a la casa de mamá...
-Bueno, rápido, dale.
-¿Te parece si estaciono en ese callejón sin salida? Tengo que hacer las compras que tu madre me encomendó.
-Bueno papá...pero que sea rápido
- No te preocupes hija todo va a estar bien, no te preocupes...
FIN...fin?
(Silencio)
-Va a ser rápido, hija, no te preocupes, va a ser rápido.

jueves, 4 de junio de 2015

TP nro 1 Lengua y Literatura


                                               Ensayo
                      La música comercial y la imagen en la sociedad

Las personas, en especial los adolescentes, son el punto blanco para el marketing musical. No se trata solamente de vender CDs, sino de vender imágenes que los adolescentes toman como referencia. Esta referencia a menudo suele ser de agrado para la sociedad y el mismo. Pero no siempre se sigue un modelo de mujer u hombre semejante al aspecto de los adolescentes de hoy en día. La palabra adolescente tiene un doble significado y uno de ellos es el de origen latín ‘‘estar carente o falto de algo’’. Esta carencia que siente el individuo lo empuja a buscar aquello que lo completa, muchas veces es el mercado quien lo logra   rodeándolo de cánones de belleza cada vez más fuertes, debido al nivel de importancia que se les da. El canon de belleza es el conjunto de aquellas características que una sociedad considera convencionalmente como bonito, atractivo o deseable, sea en una persona u objeto, y que varía entre las culturas.
Un ejemplo de cómo el mercado, con sus múltiples estrategias para vender, logra convencer a un individuo de cierta edad, está claramente intensificado en un género musical que deriva del Rock, llamado Pop que, como su nombre lo indica, se centra en la canción ‘‘popular’’. En un momento de la historia del Rock se tomó a este último y se le incorporó sonidos electrónicos para adaptar al Rock para un público de todas las edades. Desde finales del siglo XIX se establecieron algunas escuelas de composición de canciones, como
la famosa “Tin Pan Alley”, de Nueva York. Los compositores que trabajaron por encargo durante sobre todo la segunda mitad del siglo XX conocían la manera de escribir canciones que gustasen. Por lo general, la discográfica le paga una composición a un escritor de canciones que trabaje a sueldo, y se la da a cantar a un cantante que dé la imagen y tenga la voz adecuadas para su época.
 Debido a que los cánones de belleza cambian  a lo largo de la historia, la imagen de la mujer y del hombre ‘‘perfectos’’ también cambian. Al hablarse de los adolescentes actuales se hace referencia al Siglo XXI, donde en la mujer, el canon de belleza se establece en mujeres altas y extremadamente delgadas que poseen cualidades relacionadas con la juventud y con capacidad de procrear, lo que convierte a la mujer en persuasiva, deseable y con éxito social. Búsqueda de unas medidas del cuerpo 90-60-90, con el pelo rubio y aspecto frágil. Se busca una figura esbelta, con senos firmes, simétricos y sólidos, con una altura superior a la media, piel tersa y bronceada, ojos grandes, nariz pequeña, boca grande y labios gruesos, vientre liso, pelo largo, piernas largas y torneadas.
 Los cánones de belleza están expresados en las formas de vestir y las formas de relacionarse con los demás que tienen los adolescentes. Por ejemplo un adolescente que siente cierto fanatismo por un grupo musical que reúne las características antes mencionadas, probablemente quiera vestir del mismo modo o quiera expresar sus sentimientos repitiendo palabras o expresiones similares al que utiliza su referente, además de escuchar ese estilo musical. Este mecanismo que utiliza el mercado, para intervenir en las formas de vestir y de expresarse constituye lo que llamamos ‘‘moda’’ y se caracteriza por el saber manipular las acciones de individuos más dóciles, aquellos que transitan la adolescencia.
 En conclusión, la música es un factor de incidencia sobre la imagen, y el comportamiento de las personas, en especial los adolescentes, debido a las diversas estrategias del mercado capitalista para lograr un mayor comercio de sus productos.